He aprovechado este fin de semana para hacer maratón de pelis que tenía en mi “lista de películas pendientes”. Hoy quiero hablaros especialmente de Anna Karenina, que se estrenó el año pasado y que protagoniza Keira Knightley. Ella interpreta a una mujer  de la alta sociedad rusa que se enamora del oficial Vronski y por el cual abandona a su marido, Alexei.

Me gustó mucho la escenografía, rodada de forma que parece que estás viendo una obra de teatro y no una película; pero lo que más me impresionó, fue su precioso e increíble vestuario. La diseñadora es Jacqueline Durran (que obtuvo la nominación al Oscar). Vestidos, tocados y joyas inspirados en 1870, pero adaptándolos más a la moda de los años 50.

Fuente de inspiración allá donde las haya: canotiers, redecillas, plumas, encajes, colores y telas que te transportan a una época con vestidos y tocados de ensueño. 

¿Qué bonita sería una sesión de fotos ambientada en los años 50? … habrá que ir pensando en algo …

ImageImageImageImageImageImageImageImageImageImageImageImageImageImage

 

La vemos lucir un collar prestado por Chanel  por valor de dos millones de dólares.

ImageImage