Quien no ha discutido nunca con su pareja? Quien no se ha enfadado nunca con su madre y quien no le ha dicho cuatro cosas al vecino? Que levante la mano!
Durante toda mi infancia me han llamado “la malos humos” en mi familia; con 13 años ese era un apodo de lo más injusto. Yo era una incomprendida, no una “malos humos”, pero mi abuela y mi prima se reían y me decían: Ay hija, con ese “pronto” que tienes veremos a ver quien que es el pobre que te aguanta…
Y oye, he de decir que con los años lo he mejorado, pero cuando de vez en cuando se deja asomar… es el pobre del amore el que lo tiene que aguantar.
Peeeeero tengo la solución para todas y todos los que sufrís de ésto cada cierto tiempo, y son unas palabras mágicas que hacerme caso, funcionan :

” TE ENFADAS, RESPIRAS Y PERDONAS ”

Le salieron un día al amore y me parecieron tan justas, tan reales y tan bonitas que me las escribí en un folio para que no se me olvidaran nunca. Tengo ese folio colgado en la habitación porque es lo primero que leo cada dia cuando salgo de la cama, y os prometo que te hace pensártelo dos veces antes de poner el grito en el cielo por cosas insignificantes. Y ya que la vida son dos días, pues vamos a hacer lo posible por hacerla más fácil y sobre todo más feliz.

20140512-034912.jpg