Desde que vine a vivir a la bota de Europa, he aprovechado siempre que he podido para viajar y conocer los pueblos y ciudades de la bella Italia: Venecia, Florencia, Verona, Roma, Pisa, Calabria… me quedan infinidad de sitios por descubrir todavía pero uno de los que tenía en la lista pendientes era la Toscana.

Quien no ha soñado con alquilarse un coche y recorrerla de punta a punta? Campos de girasoles, vino, mar, aire libre, paz…  Pasta al forno, bisteccha alla fiorentina, pappa al pomodoro, la focaccia, le pappardelle, il chianti… y hacerse la boca agua…

Pues bien, éste fin de semana mis deseos se van a hacer realidad y voy a poder finalmente conocer este paraíso. Se nos casan unos amigos y ésta va a ser sin duda una boda especial: junto con mi amiga Vale, hemos participado en esta boda ayudando a la novia en los detalles decorativos y en los preparativos. Somos novatas en ésto, así que cruzaremos los dedos para que todo salga bien y espero poder enseñaros muchísimas fotos del gran día. Para las que estáis por instragram, podréis seguir todas las fotos que iremos subiendo durante el fin de semana y a las demás tranquilas que no os perderéis nada: la semana que viene tendréis aquí todos los detalles 😉

Imagen

ImagenPodéis encontrarnos también en Pinterest 

Imagen

Os dejo un DIY de los pompones que hemos preparado. El tul que hemos usado es de

Ikea y el resultado no puede gustarnos más:

 

Imagen